Entre las actividades que se realizan en los procesos de fabricación de metales, específicamente tubos y tuberías, podemos destacar el recorte, ranurado, roscado, corte, biselado, doblado y aserrado. El doblado es un proceso de conformado que se aplica al metal para darle cierta curvatura, el cual se realiza manualmente o mediante máquinas dobladoras, las cuales son controladas por computadora.

Proceso de doblado de tubos

Este proceso de conformado se inicia con la carga de un tubo en una máquina dobladora, luego se sujeta dicho tubo con la matriz de formación y el bloque de sujeción, mientras que la matriz del limpiaparabrisas y la matriz de presión sujetan libremente el tubo. Luego se procede a aplicar una fuerza sobre el tubo contra un troquel, de esta manera se “obliga” al tubo a tomar la forma o ajustarse a la apariencia de dicho troquel.

Debemos destacar que existen casos donde al realizar el proceso de doblado de tubos, es necesario el uso de un mandril, el cual se coloca dentro del tubo para evitar su colapso, al mismo tiempo que el tubo se mantiene bajo una tensión causada por un troquel o matriz de limpiaparabrisas, de esta manera se evita cualquier daño irreparable en la pieza durante dicho proceso. Generalmente se suelen fabricar estas dos piezas  con materiales más blandos, como el aluminio o el latón, para evitar el rayado del tubo.

Servicio de mandril

En el proceso de doblado de tubos con mandril, se realiza utilizando una matriz de compresión conocida como rodillo, para doblar el tubo alrededor de otra matriz de plegado estacionaria conocida como troquel, para que finalmente el rodillo “comprima” efectivamente el tubo contra la matriz de plegado central. 

El servicio de mandril profesional se realiza con la finalidad de ofrecer un doblado de tubo más simétrico, adaptándose perfectamente a los tubos cuyo doblado debe ser proporcional a un radio de línea central o CLR (que es al menos tres veces el radio del tubo). Por otra parte, debemos destacar que el servicio de mandril profesional es un proceso de alta precisión que produce pocas deformaciones en tubos o tuberías, con el cual se pueden doblar tubos delgados a un radio más cercano, debido al uso de refuerzos internos.

Prueba de mandril

Esta prueba consiste en doblar una pieza revestida sobre un mandril de forma cónica o cilíndrica, posteriormente se procede a la evaluación de algunas características de la pieza, tales como las grietas posteriores, el cambio de color, la adherencia del revestimiento entre otros factores. Una vez realizada la prueba, se obtiene una serie de resultados, los cuales corresponden a cada uno de los procesos de doblado que se van realizando, a medida que se van disminuyendo los tamaños del mandril, dichos resultados permiten conocer el grado de elasticidad del revestimiento.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Deseas conocer más sobre el servicio de mandril profesional?

Si tienes alguna duda o consulta puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la sección de comentarios.


Leave a Reply

Your email address will not be published.