El doblado de tubos es uno de los procesos más utilizados en la fabricación de metales, el cual se aplica al elemento “antes” de su mecanizado para darle curvatura. Este proceso se ha venido empleando desde inicios del año 1900 y cada vez se ha vuelto más necesario en el sector, ya que permite conseguir o fabricar una gran variedad de tuberías y piezas, además de elaborar y soportar diversas tuberías y estructuras, las cuales pueden ser utilizadas en diversos sectores. A continuación, conoceremos sobre la historia de este proceso, el cual se ha mantenido por más de un siglo, desarrollándose mediante nuevas técnicas y  apoyándose en las nuevas tecnologías.

Inicios del doblado de tubos

Desde sus inicios, el doblado de tubos siempre se ha caracterizado por ser un proceso con un alto grado de dificultad, esto debido a la inexactitud de su resultado. Sin embargo, gracias al avance de la tecnología se pudo ir disminuyendo este grado de dificultad, ya que se fueron creando máquinas y herramientas que hicieron posible realizar este proceso con mayor precisión y obteniendo resultados más estéticos.

El proceso de doblado de tubos se aplicó inicialmente en materiales metálicos que eran requeridos para la construcción, fabricación de muebles y el sector agrícola, ya que con este proceso se lograban obtener diversas formas y piezas que eran difíciles para la época, de esta manera se podían utilizar en maquinarias agrícolas y forestales e incluso en carpintería metálica.

Doblado de tubos en la década de los años 50

A medida que fue aumentando la demanda de este proceso por parte de diversos sectores, los fabricantes de las máquinas dobladoras comenzaron a tomar un papel más relevante. Fue entonces cuando en los años 50 se comenzaron a producir dobladoras de tubos basadas en levas o una gran cantidad de engranajes, los cuales permitían conducir el control deslizante. Cabe destacar que estas primeras máquinas tenían una baja eficiencia, eran ruidosas y su fuerza de flexión era limitada.

Doblado de tubos en la década de los años 80

Si bien las máquinas dobladoras fabricadas en los años 50 tuvieron sus desaciertos, sirvieron como una “base firme” para el desarrollo de máquinas dobladoras posteriores. La siguiente tecnología que se incorporó en las máquinas dobladoras de tubos fue en los años 80 mediante la tecnología hidráulica, lo cual permitió resolver el problema de la baja eficiencia y el alto nivel de ruido que sus predecesores tenían.

Doblado de tubos después del año 2000

Con la tecnología desarrollada durante los años 80, se pudo no solo doblar tubos redondos, sino también tubos cuadrados, rectangulares e incluso perfiles de hierro y otros elementos estructurales (que en esa época tenían una alta demanda para aplicaciones específicas). Con el desarrollo de tecnología inteligente, el proceso de doblado de tuberías logró subir a un otro nivel, permitiendo ofrecer resultados más específicos, de mejor calidad y sobre todo, en menor tiempo. Esto se dio gracias a que se empezaron a emplear máquinas automáticas para llevar a cabo el proceso de curvado o doblado de tubos.

Cabe destacar que a medida que ha ido pasando el tiempo, el proceso de doblado de tubos ha convertido al tubo y sistemas de tubería, en elementos imprescindibles, tanto en el sector industrial como en la sociedad en general. Incluso en la actualidad se cuenta con varias técnicas de doblado de tubos, entre las cuales podemos destacar el doblado con pistón, doblado con rodillos, doblado por compresión y el doblado giratorio por tracción.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Conoces otro dato importante sobre la historia del doblado de tubos?

Si tienes alguna duda o consulta puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección de comentarios).


Leave a Reply

Your email address will not be published.